Mostrar menu Ocultar menu

Diferencia entre km 0 y nuevo a la hora de comprar un coche

Si estás pensando en comprar un coche nuevo, este artículo te interesa para poder entender la diferencia entre km 0 y nuevo. No va a ser lo mismo, ni técnicamente ni al hablar de dinero, por lo que debes prestar atención al tipo de coche a la hora de ir a comprarlo.

¿Ha llegado la hora de cambiar de coche? Las opciones a la hora de comprar un vehículo nuevo son varias, pues puedes elegir entre coches de kilómetro 0 o coches completamente nuevos entre otras alternativas.

La gran diferencia entre km 0 y nuevo a la hora de comprar un coche pasa por la matriculación y los kilómetros recorridos. En Zoilo Ríos queremos ayudarte con tu elección, así que te acompañamos en la compra de tu nuevo coche.

¿Cuál es la diferencia entre un coche de km 0 y uno nuevo?

Si hablamos de coches nuevos, hay que tener en la cabeza también a los vehículos de km 0. Son coches que podemos ver en el concesionario y que pues probar a la decidir qué coche vas a comprar.

Los coches de km 0 y nuevos se diferencian principalmente en el momento de matriculación, en los kilómetros que han recorrido y el precio del propio coche para tu bolsillo.

Un coche km 0 es aquel que ha sido matriculado a nombre del concesionario y no de un particular. Su primer destino es el propio concesionario, donde están de expositor. El origen de los coches km 0 es que los concesionarios necesitan un número de matriculaciones anuales para poder mantener esa concesión. Por ello, son coches ya matriculados con un color y unas características ya fijadas que el usuario no puede cambiar. En este sentido, suelen tener un precio de venta mucho más bajo que un coche nuevo.

Por su parte, un coche nuevo lleva a cabo la matriculación una vez el cliente ha decidido las características principales de su coche. Hasta que no se realiza la compra, no se matricula el coche. En este sentido, es el propio cliente el que decide el color y todas las propiedades de su nuevo vehículo. El precio es más elevado que un coche de km 0, pero la titularidad es completamente del cliente.

No solo el precio cambiará, pues el kilometraje de un coche km 0, pese a lo que indica su nombre, nunca va a ser de cero kilómetros. Es el vehículo de prueba del concesionario, por lo que tendrá algún kilómetro de más y habrá sido usado previamente. Al contrario que un coche nuevo, que ha sido llevado al concesionario para su recogida por parte del cliente directamente.

No dejes de leer los siguientes artículos para el mantenimiento del vehículo:

tags
¿Quieres más información?