Mostrar menu Ocultar menu

Conducir con niebla. Consejos para conducir en los días con poca visibilidad

Se acercan los meses de invierno y es cuando se depositan esos bancos de niebla tan densos que apenas nos permiten ver con claridad la carretera y conducir cómodamente. Pues bien, a lo largo de este post vamos a daros pequeños consejos y trucos para conducir con niebla y os explicaremos cómo conducir con niebla.

 

Luces antiniebla

Es bien conocido que no todos los coches incorporan luces antiniebla delanteras. Obligatoriamente, todos los coches tienen la luz antiniebla trasera para facilitar la visión al coche que circula por detrás. Aconsejamos que a la hora de comprar un nuevo coche, se miren estos pequeños detalles, ya que a la hora de conducir con niebla, las luces antinieblas delanteras son fundamentales y realmente útiles.

¿Qué tenemos que hacer con las luces para conducir con niebla?

Es muy sencillo, lo primero de todo y lo más importante es NUNCA poner las luces largas, ya que estas, debido a las partículas de agua que se encuentran en el ambiente acaban reflejando y haciendo que nuestro campo de visión sea todavía menor. Además, si se enchufan las luces largas a la hora de conducir con mucha niebla, podemos deslumbrar a los coches que vinieran de frente, incluso pudiendo llegar a causar un accidente.

¿Cómo conducir con niebla? Enciende las luces normales como si estuvieras conduciendo de noche, y como extra, enciende las luces antinieblas, tanto las traseras como las delanteras, si tu coche las incluyese. Si entras en ciudad, recuerda apagar las luces antiniebla ya que está prohibido y puede resultar muy molesto a los coches que circulan detrás tuya.

Dichas luces también pueden ser empleadas para la conducción con lluvia y niebla o incluso con nieve. Todo lo que sea aumentar nuestra visibilidad por nuestra seguridad está permitido dentro del ámbito legal. Eso sí, como se ha mencionado anteriormente, una vez que no sea necesario tenerlas encendidas o se entre en ciudad, será obligatorio apagarlas.

 

Velocidad

Otro consejo para conducir con niebla, es reducir la velocidad. Es lógico, ya que con niebla en la carretera, se ve peor, y lo mejor y más recomendable es conducir algo más lento para tener una mayor precaución. También, debido a la niebla, la carretera se comienza a humedecer ya que las gotas de la propia niebla llegan hasta el suelo. No hay que conducir con la confianza de un día normal, el suelo está húmedo y nuestra visión se ha visto reducida. Sé precavido, reduce la velocidad y si es necesario, estaciona en un lugar seguro (no en el arcén).

 

Luna delantera

Entrado el invierno, los cristales de nuestro coche comienzan empañarse debido al contraste de temperatura ocasionado entre el habitáculo del vehículo y la temperatura exterior. ¿Qué ocurre? Que se nos empañan de tal forma que apenas podemos ver correctamente. Si a esto le sumamos que nos ha tocado conducir con niebla, la situación empeora.

La solución es encender el aire frío para desempañar los cristales, sobre todo, enchufarlo den el modo “desempañar los cristales”.

 

Distancia de seguridad

Uno de los consejos que también te damos para conducir con niebla, es que aumentes la distancia de seguridad. Esto hará que ante una posible maniobra, tengas un mayor margen y tiempo de reacción.

 

 

Desde Estaciones de Servicio Zoilo Ríos, queremos transmitir que la seguridad es lo más importante. Cumple cada uno de los consejos que te hemos dado para conducir con niebla y aumentarás tu seguridad. Ante todo, si puedes evitar conducir los días de niebla, evítalo, y sino, conduce con precaución.

 

Otros artículos de tu interés:

 

10 multas de tráfico curiosas que quizás no conocías por cometer infracciones al volante

 

¿Por qué echa humo mi coche? Aprende a detectar la avería según el color del humo

 

10 consejos para viajar en autocaravana por primera vez este verano

tags
¿Quieres más información?