Mostrar menu Ocultar menu

Repelente de lluvia. Cómo aplicar el repelente de lluvia para parabrisas

Llegan las lluvias, y conducir con lluvia se convierte en una actividad algo peligrosa. La visibilidad debe ser total en días así, y uno de los productos que van a ayudarte son los repelentes de lluvia para coches.

Este producto va a facilitar que el agua no te impida conducir con seguridad y que tengas una visión completa de la carretera cuando estés al volante.

El repelente de lluvia para coches, como su nombre indica, rechaza el contacto del agua con el cristal y aplicar repelente de lluvia en tu parabrisas no es tarea complicada. Solo necesitarás el producto contra la lluvia y cinco minutos para echarlo sobre el parabrisas

En Zoilo Ríos siempre apostamos por una conducción segura y con todas las condiciones necesarias para velar por la seguridad vial. Por eso, te contamos cómo aplicar el repelente de lluvia para el parabrisas de tu coche.

El producto que utilices tendrá un efecto hidrofóbico, o lo que es lo mismo, las gotas de agua apenas tocarán la superficie del parabrisas y desaparecerán con facilidad del cristal.

Cómo aplicar repelente de lluvia para parabrisas

El primer paso es limpiar el parabrisas para que no haya impurezas en la superficie que hagan que el producto repelente de lluvia pierda sus propiedades. Utiliza un paño húmedo o un trapo para limpiarlo y asegúrate de que queda perfecto.

A continuación, aplica el producto, que suele venderse en recipientes que facilitan su aplicación. Abre el bote y echa la cantidad necesaria de repelente de lluvia para coches en el cristal.

Para extenderlo por el parabrisas, debes realizar movimientos horizontales y verticales a lo largo de todo el cristal. Repite los movimientos en un tiempo de entre 5 y 10 minutos, y deja que se seque.

Cuando creas que el producto repelente de lluvia está distribuido de forma homogénea por todo el parabrisas, quita el producto sobrante con un paño.

Ahora que has aplicado el repelente de lluvia para coches, podrás salir a conducir un día lluvioso sin miedo a que la lluvia impida que veas la carretera. El agua será rechazada de forma natural por el cristal de tu parabrisas, por lo que mejorará tu visibilidad al volante.

No dejes que un día de lluvia te impida coger el coche y conducir sin miedo a no ver durante la conducción.

¿Te ha interesado este artículo? No te pierdas estos otros post:

tags
¿Quieres más información?