Mostrar menu Ocultar menu

Charco de gasolina al llenar el depósito. ¿Quién se encarga de limpiarlo?

¿Alguna vez has ido a una estación de servicio a repostar y has visto un charco de combustible? No es raro que en una gasolinera haya alguna que otra mancha de carburante en el suelo. Es importante que se limpie lo antes posible, y en las gasolineras atendidas es el personal quien se encargará de limpiar un charco de gasolina.

En Zoilo Ríos, todas nuestras estaciones de servicio en Zaragoza son gasolineras con personal, por lo que si se produce un charco de combustible al llenar el depósito, tendrás que avisar al encargado para que puedan limpiarlo cuanto antes y evitar que haya un accidente o la mancha perdure y se quede la marca en el suelo.

Un derrame de carburante puede surgir por una mal colocación de la manguera del carburante, o porque el depósito de un coche tiene alguna fuga. Sea como sea, recuerda avisar al responsable de la gasolinera para que puedan proceder a su recogida y limpieza.

Cómo limpiar un charco de gasolina

A la hora de limpiar un charco de gasolina o diésel en una estación de servicio atendida, el personal debe seguir una serie de pasos para evitar que se expanda o que el suelo se impregne de carburante y pueda resbalar o corroerse.

En el caso de tratarse de un charco muy grande, el responsable de la estación de servicio atendida tendrá que llamar a los servicios de emergencia para que sean ellos los encargados de limpiarlo.

  1. El primer paso es contener el charco. Hay que colocar algún tipo de barrera que evite que el charco se haga más grande y la gasolina derramada se extienda por el suelo. Hay que utilizar siempre guantes, y sobre todo evitar que el derrame llegue a algún aparato electrónico que haya en la gasolinera, porque puede causar un accidente grave. Además, la contaminación del suelo o un posible incendio son riesgos que se evitar al limpiarlo.
  2. Hay que aplicar un agente absorbente seco sobre el derrame. Existen sustancias especiales, como el fosfato trisódico (TSP) o la sepiolita, que facilitarán la absorción de la sustancia, y lo más importante es que se aplique rápidamente y se deja actuar durante el tiempo indicado en las instrucciones. Además, se neutralizan los malos olores, por lo que no hay riesgo de intoxicación por gases.
  3. Cuando la sustancia haya hecho efecto, hay que barrer la zona para retirar los restos, y repetir el proceso si hiciese falta para evitar que queden residuos, y si los quedan, habrá que retirarlos rascando la zona para que no quede nada.
  4. Con los restos de la combustible derramado y absorbido por la sustancia utilizada, hay que llamar a un responsable del centro de gestión de residuos y materiales peligrosos, que serán los encargados de desechar los restos.

 

 

Un consejo importante a la hora de limpiar carburante del suelo. Olvida el agua. Utilizando agua para limpiar un charco de gasolina o diésel solo conseguirás que se extienda en vez de diluirlo para limpiarlo. Tendrás que usar una sustancia que la absorba, como ese fosfato trisódico, bicarbonato, sepiolita, arena para gatos o serrín en el caso de no tener un producto especial.

No olvides que la seguridad es algo importante, y por eso hay que respetar siempre las medidas de seguridad en gasolineras. Solo respetándolas conseguiremos que puedan funcionar a la perfección y sin problema alguno.

 

Estos artículos también pueden interesarte:

tags
¿Quieres más información?