Mostrar menu Ocultar menu

Cómo conducir con remolque ¿Es necesario un permiso especial?

Antes de aprender a cómo conducir con remolque, debemos asegurarnos de que el remolque está enganchado de forma segura. Para ello es recomendable acudir a nuestro taller de confianza a instalar un enganche. El remolque debe de ser homologado. Una vez que tenemos todo esto, ya podremos conducir con remolque, sin embargo, aún quedan varias cosas que conviene saber.

 

¿Se puede conducir un remolque con el carnet b?

 Si la suma del peso del remolque y tu coche no supera los 3.500 Kgs, se puede conducir un remolque con el carnet b. Si los sobrepasases, necesitarías un permiso de conducir diferente como es el carnet C1. Con esta tipología de permiso está permitido conducir vehículos cuyo peso, incluyendo la carga, esté entre los 3.500 Kgs y los 7.500 Kgs.

 

Para conocer el peso de tu coche, accede a la ficha técnica del coche y verás el peso total del vehículo. Cuando compraste o compres el remolque, en sus especificaciones también se incluye el peso de este. Si sumando ambos pesos, más el de los objetos que vas a transportar, no se superan los 3.500 kilos, puedes conducir con el carnet B, que es el de coche normal.

 

¿Se puede conducir un remolque de más de 750 Kg?

No podrías conducir este tipo de remolque sin tener un permiso de circulación propio para el remolque. También deberías de matricularlo y tener un seguro.

Si tu remolque no supera los 750 Kgs, no necesitarás un seguro especial, el propio seguro del coche te lo cubre.

 

 

¿Cómo conducir con remolque?

 Lo primero de todo, antes de conducir con remolque, es revisar la presión de los neumáticos tanto de tu coche como el del remolque que vas a enganchar. La presión tanto del remolque (que va a sufrir el peso de la carga) como el coche, que ahora va a hacer un mayor esfuerzo al arrastrar el remolque, tienen que ser las adecuadas. Evitaremos determinadas averías del coche como reventones, desgaste irregular de los neumáticos y aumentaremos nuestra seguridad.

 

Una vez que tenemos la presión del neumático adecuada, acuérdate de revisar las luces.  El sistema de alumbrado es muy importante llevarlo en buen estado, aumentarás tu seguridad y la demás al tener mayor visibilidad. Además, es obligatorio, por lo que podrían llegar sancionarte si las llevases fundidas o desconectadas.

 

Ahora que tenemos todo en orden, ya podemos conducir con remolque. Desde Estaciones de Servicio Zoilo Ríos, recomendamos el comenzar a practicar en una zona amplia y sin tráfico. Prueba en algún polígono, ve poco a poco, intenta no realizar giros muy complicados o demasiado cerrados hasta que vayas ganando confianza. Recuerda que si das marcha atrás, es justamente al revés que dar marcha atrás sin remolque. Si giras a la derecha, tu remolque se girará a la izquierda y viceversa.

 

Si ya has ganado la suficiente confianza como para conducir con remolque, ya estás preparado para salir de viaje. Antes de partir, revisa la ruta, asegúrate de que no vas a pasar por sitios demasiado estrechos o por los que tengas que hacer demasiadas maniobras complicadas. Y, sobre todo, si se trata de una zona con demasiadas cuestas, tienes que estar seguro de que tu coche tiene la suficiente potencia como para poder subirlas. Juega con el cambio de marchas para revolucionar el motor y conseguir la fuerza adecuada.

 

La velocidad es algo muy a tener en cuenta, por un lado, porque no puedes sobrepasar los 90 Km/h y por otra, porque ahora estás conduciendo un vehículo que pesa mucho más que el que estás acostumbrando a conducir. Tendrás que aumentar la distancia de seguridad y tener cuidado con las curvas. Y, sobre todo, cuidado con las ráfagas de aire.

 

 

¿Cómo cargar el remolque?

 Ahora que ya sabes cómo conducir con remolque, es conveniente distribuir la carga de forma equivalente. Los objetos más pesados, en la parte más delantera del remolque y lo más bajo posibles. No dejes huecos libres para que la carga se vaya moviendo libremente a lo largo del remolque.

 

Otros artículos que son de tu interés: