Mostrar menu Ocultar menu

Cómo organizar el maletero de acuerdo a las normas

A la hora de viajar, la atención del conductor debe estar en la carretera al 100%, pero previamente debe haberse fijado en otros aspectos importantes de la conducción. Entre ellos, por ejemplo, saber cómo organizar el maletero. No todo vale, y es que el maletero no es un simple espacio en el coche en el que tirar las cosas sin sentido.

La organización, saber qué disposición es mejor o el orden son cualidades a tener en mente si quieres tener el maletero organizado de acuerdo a las normas y no tener problemas en la conducción. El principal motivo de ello es tu propia seguridad y la del resto de ocupantes.

Organizar el maletero paso a paso

Antes de subir al vehículo, debes a asegurarte de la puesta a punto del coche, y de que todos los elementos del vehículo están en perfecto estado. Es algo que no vas a hacer en tu día a día, como el llenar el maletero. Lo creas o no, tiene la misma importancia, ya no solo por el peso del vehículo, también por tu seguridad.

Organizar el maletero de forma incorrecta puede generar que un movimiento brusco haga que algún elemento se mueva y traspase la frontera a la zona de los asientos. Por eso, debes saber cómo colocar todo previamente y planificarlo.

  • Respeta las recomendaciones del fabricante. No todos los vehículos están pensados para soportar grandes cargas, ya sea en el maletero o en las barras portaequipajes del techo del vehículo. En un todoterreno de grandes dimensiones o en un SUV no podrás cargar el mismo peso que en un turismo utilitario. En primer lugar, porque la presión de los neumáticos no lo soportará y porque cada tipo de rueda está pensada para un vehículo concreto. Debes fijarte en los números de los neumáticos y en el índice de carga, ya que este será el que marque el peso que pueden soportar las gomas.
  • Utiliza los medios de sujeción del maletero. Seguro que te has fijado en que los maleteros cuentan con puntos de sujeción con gomas o con una tabla que separa ese espacio de los asientos. Sirven para evitar que, en un movimiento brusco, como un frenazo, los elementos del maletero puedan saltar por inercia y provocar algún golpe en el interior del coche.
  • Coloca las ruedas de las maletas hacia arriba. Cuando metas las maletas en el interior del maletero, sin importar si son grandes o pequeñas, hazlo con las ruedas hacia el exterior. De esta manera estarás evitando que las ruedas puedan deslizarse por el suelo del maletero y estén más sujetas a la base.
  • Bloquea el movimiento de los bultos. De la misma manera, puedes utilizar elementos más pequeños para reducir el movimiento de las maletas o bultos grandes. Sí, como si estuvieras jugando al Tetris, has pensado bien.
  • Deja lo más pesado al fondo del maletero. Ordena el espacio del maletero de tal manera que los bultos más pesados estén en la zona más profunda y lo más centrados posibles. Así se reduce la posibilidad de que se muevan, ya que habrá otros elementos que estén bloqueando el espacio libre del maletero.
  • Utiliza organizadores de maleteros. Si no eres amigo de la organización, ni siquiera en espacios como el maletero, debes saber que existen organizadores específicos para los maleteros. Los hay de diversos modelos y tamaños, por lo que puedes medir tu maletero y en función a sus medidas, colocar uno u otro y rellenar los espacios que divide el propio organizador.
  • Emplea calzos para inmovilizar la carga. Si no vas a llevar mucho equipaje, pero no quieres que este se desplace por el maletero a su libre albedrío, puedes utilizar calzos. Se agarran a las paredes del maletero y aíslan a los objetos más voluminosos para evitar que estos se muevan en cada movimiento del vehículo.
  • No interfieras en la visión del conductor. A la hora de colocar los retrovisores, el espejo central debe asegurar la visión completa del conductor de la luna trasera. Por eso, no debes colocar maletas o bultos a la altura de la luna, ya que estarán interfiriendo en este campo visual, afectando directamente a la seguridad en la carretera. Si no cabe todo en el maletero, busca espacios en el interior del vehículo, sujetándolos de forma debida con los cinturones.
  • Evita la desorganización. El maletero no es un espacio sin más del vehículo. Cumple su parte fundamental a la hora de viajar porque te permite llevar todo lo necesario para un viaje, pero no debe pasar desapercibido. Si colocas las cosas sin control alguno, lo más seguro es que escuches golpes en tu viaje porque las cosas se están moviendo. Y si -tocamos madera para que no pase nunca- tienes un accidente de tráfico, como ya hemos comentado, los elementos del maletero pueden salir volando y golpear a los ocupantes, generando serios problemas ligados a un golpe.

 

Como ves, el maletero es importante y hay que cuidarlo. De lo contrario, puedes tener problemas inesperados en el interior del vehículo. Vela por tu seguridad y la de tus acompañantes en cada viaje, y no dejes pasar ningún detalle.

tags
¿Quieres más información?