Mostrar menu Ocultar menu

¿Cuáles son las ventajas del coche eléctrico?

Cada vez es más habitual ver coches eléctricos entre la flota de vehículos de ciudad o carretera. Es una de las opciones que se están contemplando como alternativas de los coches de combustión, tal y como ocurre con el hidrógeno como combustible.

Ya es una realidad. Los coches eléctricos han llegado y cada vez son más los conductores que optan por esta opción a la hora de comprar un coche nuevo. Se ha hablado de sus características y nos sumamos a esa tendencia para contaros las ventajas del coche eléctrico frente a los vehículos convencionales de diésel o gasolina.

Ventajas del coche eléctrico

Las ventajas del coche eléctrico no son pocas, y si te asusta el hecho de que su uso todavía está en desarrollo, tranquilo. Poco a poco es más común y las grandes empresas se están adaptando a ello, como en Zoilo Ríos, que contamos con nuestra propia Electrolinera en la Estación de Servicio El Portazgo.

Apunta las ventajas del coche eléctrico, ¡te sorprenderán!

  • No emiten gases contaminantes. Al no funcionar con combustible, los coches eléctricos no producen emisiones contaminantes y se convierten en el mejor aliado del medio ambiente y la conducción.
  • Consumo reducido. El gasto económico de recargar un coche eléctrico es casi inexistente. Con una carga que te cuesta tres euros, puedes circular una media de 300 kilómetros, por lo que resulta bastante económico.
  • Incentivos de compra. No solo se ofrecen subvenciones que pueden llegar a superar los 5.000 euros en la compra, sino que la financiación también es bastante más ventajosa para los coches eléctricos que para un coche de combustible convencional.
  • Menor mantenimiento y averías. Los motores de los coches eléctricos son mucho más sencillos que los convencionales, y por ello las averías son menores. No tiene el mantenimiento de aceite, de los filtros del coche, de la correa o cadena de distribución… El gasto invertido en el mantenimiento de un coche eléctrico va a ser apenas inexistente para tu bolsillo.
  • Pago de menos impuestos. Sí, sí, como lo lees. El impuesto de matriculación para un coche eléctrico es nulo, porque se paga en base a las emisiones de CO2 del vehículo, y como un coche eléctrico no emite gases contaminantes, el coste es nulo. El impuesto de circulación, por su parte, es otro tema. Existen ciudades en los que reducen este impuesto hasta en un 70% para los coches eléctricos. Es para pensárselo…
  • Fuera del Protocolo de Contaminación. Los últimos meses, las grandes ciudades están aplicando Protocolos de Contaminación, en los que se restringe la circulación de ciertos vehículos. La etiqueta eco de los coches va a jugar un papel importante en esta materia, pero cabe destacar que los coches eléctricos pueden circular por la ciudad siempre que estos protocolos se activen.
  • No se paga aparcamiento. Las zonas de estacionamiento regulado mediante pago son cada vez mayores en las ciudades, y los coches eléctricos tienen la tarifa 0 para estas zonas, por lo que pueden aparcar gratis y de forma ilimitada en las conocidas zonas acules, verdes o naranjas.
  • Facilidad y comodidad de conducción. Los coches eléctricos son silenciosos y además muy fáciles de manejar. Son automáticos, por lo que tienen cuatro posiciones: marcha normal, marcha atrás, punto muerto o parada. Ningún misterio.

Como ves, las ventajas del coche eléctrico no son pocas, y quizá por eso es cada vez más habitual ver coches eléctricos en el parque automovilístico español. ¿Te animas?

Hemos pensado que estos artículos pueden interesarte:

tags
¿Quieres más información?