Mostrar menu Ocultar menu

¿A qué temperatura debe estar el coche? ¿Qué hacer si se calienta el coche?

Ahora que se acerca el verano y las altas temperaturas, controlar la temperatura del motor del coche es fundamental. Si te preguntas cómo medir la temperatura del coche, la respuesta es muy simple. Con mirar el medidor de la temperatura del coche es suficiente, así conocerás si se encuentra a una temperatura normal.

 

En invierno, si se revolucionase el coche antes de que entrase dentro de la temperatura ideal del motor, podrían fracturarse algunas piezas del motor debido al fuerte contraste entre la pieza fría que entra rápidamente en calor. Es el mismo ejemplo que se produce cuando pones hielos o agua fría en un vaso muy caliente, que este acaba partiéndose. Así pues, lo mismo ocurre si se calienta demasiado una piezas del motor, que puede llegar a averiarse.

 

¿Dónde podemos ver si la temperatura del coche sube o baja? Muy sencillo, en el cuadro de mandos de todos coches hay un indicador como los que se muestran en la foto (en algunos modelos nuevos en vez de aparecer la aguja, simplemente hay un testigo).

Indicadores temperatura del motor del coche

 

Pueden ser digitales o el clásico indicador de temperatura del coche que indica la temperatura una aguja. Independientemente del tipo de sensor de temperatura que sea, para saber qué temperatura debe de tener un coche, siempre debe de estar entre los siguientes números: mínimo 70º y un máximo de 150º, situando la temperatura media de un coche entre los 90 y 100 grados (sin llegar a sobrepasarlos) dependiendo del modelo de coche.

 

Hay que controlar que la temperatura del coche sea normal, es decir, puede sobrepasar en algún momento los 100º si se ha revolucionado el coche durante un adelantamiento o por el estilo de conducción que se esté realizando, pero si se observa que la temperatura del coche no baja y se encuentra por encima de los 100º véase unos 120º constantes o incluso 150º, es el momento de parar el coche ya que eso es un claro síntoma de que algo no funciona correctamente. Si no nos diéramos cuenta de que la temperatura del motor ha subido y no baja, se debería de encender un testigo testigo de la temeperatura del coche 

que nos avisa de que la temperatura del motor del coche es demasiado alta y debemos de estacionar y apagarlo cuanto antes.

 

¿Pero por qué sube la temperatura del coche? Esto puede deberse a diferentes casos:

 

- Puedes tener la rejilla frontal del radiador taponada, debido a que durante el trayecto se haya taponado con una gran cantidad de insectos hojas u otras partículas. La solución es muy simple, lavarla en un lavadero a presión siempre a una distancia prudente.

- Otro problema al que puede deberse es a que el agua no circule correctamente por el circuito de refrigeración. Este líquido se suele cambiar alrededor de los 2-3 años, pero lo mejor es seguir con las recomendaciones de cada fabricante.

- Muchas de las veces por las que se calienta un coche, se debe a que el coche se ha quedado sin líquido refrigerante. La solución sería revisar el nivel de líquido una vez que el coche esté frío

- Si la temperatura del coche sube y baja continuamente, puede que el sensor de temperatura de tu coche se haya averiado.

Ante cualquiera de los casos anteriores, lo que debes de hacer es estacionar el coche en un lugar seguro, ponerte el chaleco reflectante antes de bajar del vehículo así como poner los triángulos de emergencia para indicar al resto de conductores de que hay un coche averiado. Una vez hayas realizado todo lo anterior, debes de abrir el capó del coche, pero ten cuidado no vaya a quemar demasiado y te ocasiones quemaduras. Dejando el capó del coche abierto favorecerás la refrigeración del motor del coche de forma más rápida.

 

Lo que lograrás, si has detectado que la temperatura de tu coche está por encima de los 100 grados de manera constante es evitar que el motor se siga calentando y evitarás dañar piezas del motor cuyo arreglo puede ser muy costoso. Si la temperatura del motor no baja, recomendamos llamar a la grúa y lleves el coche al taller más cercano.

 

En el Taller Midas de Cesáreo Alierta comprobarán a qué se debe la subida de temperatura del motor, comprobarán si el ventilador está apagado, hay un atasco en el termostato, falta de refrigerante o es la tapa del radiador.

 

Otros artículos relacionados que pueden ser de tu interés:

 

 

 

 

tags
¿Quieres más información?