Mostrar menu Ocultar menu

Ralentí del coche: ¿qué es y cuál es su uso?

Seguro que en muchas ocasiones has escuchado el término “ralentí del coche”, pero no terminas de saber a qué se refiere ni qué tienes que hacer para poner el coche en ralentí. No te preocupes, pasa mucho.

Son términos que se repiten con asiduidad en el mundo de la mecánica y el automovilismo, pero no todo el mundo está familiarizado con ellos. Hoy nos adentramos una vez más en el interior de los vehículos para conocer su funcionamiento y explicar qué es el ralentí y por qué se utiliza.

¿Qué es el ralentí?

El ralentí es la situación que se da cuando el motor del vehículo se mantiene encendido sin ninguna intervención y sin meter ninguna marcha. Es decir, el motor se mantiene encendido con las revoluciones estables y sin que se cale. No es una pieza, ni un sistema concreto del motor del vehículo, es el punto mínimo en el que el motor funciona sin ayuda externa, únicamente tras meter la llave en el contacto y girarla.

El ralentí entra en escena cuando el coche está parado pero el motor encendido, cuando el vehículo está en punto muerto o cuando pisas el embrague. No conviene mover el coche en ralentí, ya que el motor puede recalentarse y acabar provocando una avería del coche importante. Por ello, evita que el ralentí del coche entre en funcionamiento cuando no sea necesario.

Si el pedal del embrague se queda abajo cuando lo accionas, puede que tengas otro problema independientemente del ralentí, pero que no debes dejar pasar. Al ser una situación en la que entran en juego varios elementos del vehículo, podrás saber si pasa algo también en estas partes del coche, como la conexión del vehículo o el mencionado pedal del embrague.

¿Para qué sirve el ralentí?

Con el vehículo en ralentí entran en funcionamiento muchos sistemas del vehículo, como el eléctrico, el de refrigeración o el de sonido, incluso los limpiaparabrisas. Por eso, es posible activar todos estos elementos del vehículo con el coche parado y el motor encendido a bajas revoluciones, entre 700 y 1300 rpm.

Al tener el coche en ralentí, podrás saber y comprobar si hay algún problema en alguno de estos sistemas y ponerle remedio antes de tiempo. No obstante, no se debe utilizar en vano, por ejemplo, para bajar cuestas. Si no tienes metida una marcha en el momento en el que el vehículo afronta una cuesta, el motor se puede calentar, no se utiliza el freno motor y no es una forma de ahorrar combustible

Uno de los grandes errores que muchos conductores nóveles cometen es esperar hasta un minuto para arrancar el coche tras encenderlo. No es necesario esperar tanto, ya que en menos de la mitad de tiempo el motor se calienta lo necesario y el carburante recorre el sistema para permitir un arranque óptimo.

Posibles averías del ralentí del coche

Como todas las partes de la mecánica y el funcionamiento de un vehículo, el ralentí también puede mostrar algunos problemas y averías. Si notas que el vehículo falla al meter la llave en el contacto o que se da alguna de las situaciones que vamos a relatar ahora, no dudes en llevar tu vehículo al taller Midas Cesáreo Alierta para que puedan diagnosticar su estado.

  • El motor se acelera y desacelera de forma repentina. El problema viene por un ralentí inestable, ya que no se están controlando de forma correcta las revoluciones del motor.
  • Problemas con el sensor del ralentí. Si no se limpia la válvula que regula el aire que entra en el motor y se mantiene en perfecto estado, puede generar problemas cuando el vehículo entra en ralentí. Por eso, debes comprobar su estado de forma habitual y proceder a su limpieza cada 40.000 kilómetros aproximadamente. Otra posible avería derivada del sensor del ralentí llega por una mala instalación, ya que las revoluciones del motor no se estarán midiendo de forma correcta.

Para comprobar el estado del ralentí del coche, asegúrate de comprobar que el sonido del encendido del vehículo es el habitual. Si notas cualquier ruido poco habitual o con el que no estás familiarizado, no dudes en realizar una visita a tu taller de confianza para que lleven a cabo una revisión concreta de todos los sistemas del vehículo y su motor.

Asegúrate de que tu vehículo está en perfectas condiciones antes de embarcarte en un viaje, sea cual sea su distancia. Será una manera de garantizar una conducción segura y cómoda para todos los integrantes del vehículo.

tags
¿Quieres más información?