Mostrar menu Ocultar menu

Conducir con viento. Consejos para conducir con mucho viento

Si vives en una zona de fuertes rachas de viento o vas de vacaciones en plena temporada de viento abusivo, este post te interesa. Conducir con viento no es una tarea agradable, ni mucho menos. Requiere una mayor atención y un mayor control del volante, así que si tienes que coger el coche y conducir con mucho viento hazlo con precaución.

Consejos para conducir con viento

Normalmente cuando se producen días de fuerte viento es en forma de rachas. Es decir, se producen sacudidas repentinas que van a hacer que tu coche sufra como si de un golpe se tratase. Por ello, la dirección y la suspensión de tu coche se van a ver afectados. Por lo general, la trayectoria se desviará ligeramente con cada sacudida que llegará en forma de balanceo al coche.

Si hablamos de motos, el mejor consejo para conducir con viento es que no la cojas. Utiliza un transporte alternativo. Si tienes coche, cambia la moto por el coche, o utiliza transporte público si no te queda otra opción. Seguridad, ante todo.

Para conducir con viento al volante de un coche, sigue los siguientes consejos que hoy te damos desde Zoilo Ríos y presta mucha atención a lo que te rodee a la hora de conducir.

Reduce la velocidad

Igual que ocurre cuando toca conducir con niebla, es el momento de reducir la velocidad de tu coche. En cuanto sientas que tu coche da algún bandazado a raíz de una racha de viento, disminuye la velocidad para que no tengan tanto efecto. Podrás controlar el balanceo producido por el viento mejor que a una mayor velocidad.

Si te toca conducir con remolque, esta debe ser tu mayor prioridad, pues aunque tu coche no sufra ninguna desviación sí puede hacerlo el remolque y causar un problema. Vigila la velocidad y paciencia al volante.

Sujeta el volante con firmeza

Como consecuencia de esos balanceos de tu coche, la dirección de este se verá desviada. Para intentar evitarlo o corregirlo, sujeta el volante con fuerza. Por norma general, las manos firmes al volante deben estar siempre, pero en esta ocasión, con más motivo. Redirecciona tu coche hasta el punto que a ti te interesa y recupera la marcha normal.

Cuidado con camiones y vehículos pesados

Los camiones y vehículos pesados de gran tamaño van a ejercer un efecto pantalla frente al viento. Lo que puede parecer un momento de descanso para la conducción se convierte en una situación peligrosa. Este cambio de sensación va a conseguir que se desestabilice la dirección del coche e incluso se produzca un cambio de trayectoria.

No lo dudes más, y si te toca conducir con viento, hazlo con mucha precaución y toda tu atención en la carretera. Desecha la idea de viajar en moto y sujeta el volante con firmeza.

Estos artículos pueden resultarte interesantes:

tags
¿Quieres más información?