Mostrar menu Ocultar menu

Qué es el filtro de polen del coche y cómo funciona

Mantener el coche limpio cada vez es más sencillo. Con un buen mantenimiento del vehículo, la limpieza llega sola. Pero es importante saber qué elementos tocar y cómo hacerlo. Para evitar que haya partículas e impurezas en el aire del interior del vehículo, existe el filtro de polen o filtro antipolen.

Actualmente está integrado en la mayoría de coches de nueva matriculación, pero… ¿Qué es el filtro de polen del coche y cómo funciona realmente?

Qué es el filtro de polen del coche

El filtro de polen o filtro antipolen es un elemento incluido en los elementos básicos de muchos vehículos de la actualidad. Su función queda clara: reducir las partículas que amenazan con entrar en el interior del vehículo.

Retiene partículas muy finas del aire gracias al material del que están compuestos. De esta manera, intenta evitar que se perjudique la salud de los ocupantes del vehículo.

De cara a la primavera, es uno de los principales agentes contra el polen. De ahí su nombre, pues evita que partículas de polen se cuelen en el interior del coche. Todo un aliado para los alérgicos al polen en esta época, pero también para los asmáticos, niños y ancianos durante todo el año.

Cómo funciona el filtro de polen del coche

El filtro de polen o filtro antipolen está situado en el circuito de climatización por norma general. Su  funcionamiento es básico. Funciona como una malla retenedora de partículas e impurezas del aire. Permite que el aire entre en el interior del vehículo, pero que lo haga limpio. Las partículas se quedan atrapadas en el filtro, y no entran en el interior del coche.

El uso del filtro antipolen aumenta en las épocas en las que se pone más el climatizador o aire acondicionado del coche. Con esto, el filtro de polen recibe más aire y por lo tanto trabaja más.

Es importante mantener el buen estado del filtro de polen, como también lo es para el filtro de partículas de la gasolina. Pero a diferencia de este, no tiene un efecto negativo en la potencia y rendimiento del motor. Simplemente es por la salud del conductor y el resto de presentes en el interior del vehículo.

Es aconsejable cambiar el filtro de polen o filtro antipolen entre los 15.000 y los 30.000 kilómetros recorridos. Acércate a tu taller más cercano de confianza para que revisen el estado y procedan al cambio si fuese necesario. Los mecánicos expertos del Taller Midas Cesáero Alierta te ayudarán con lo que necesites.

No te pierdas estos artículos de Zoilo Ríos, seguro que te interesan:

tags
¿Quieres más información?