Mostrar menu Ocultar menu

¿Sabes cuándo cambiar los amortiguadores? Mantén tus amortiguadores en buen estado

El mantenimiento de todos los elementos que nos encontramos en nuestro vehículo es fundamental para garantizar una conducción en las mejores condiciones de seguridad. Uno de los dispositivos que hay que controlar si están en buen estado son los amortiguadores, encargados de recibir los golpes del neumático contra el asfalto y que permiten que el contacto con la superficie sea constante.

 

La duda está en cuándo cambiar los neumáticos para que su estado sea el óptimo para una conducción segura, y hoy en Zoilo Ríos te explicamos cuáles son los indicadores que avisan de que es necesario un cambio de amortiguadores.

 

¿Cuál es la función de los amortiguadores?

Si alguna vez te has preguntado en qué se basa la presencia de los amortiguadores en tu vehículo, atento. Estos elementos son los responsables de que el conductor pueda mantener el control del coche cuando toma un bache o cuando realiza alguna maniobra imprevista de forma brusca.

La función de los amortiguadores está íntimamente ligada a la de los frenos, y de su buen estado dependerá la dirección y estabilidad de tu vehículo. De hecho, un mal estado de los amortiguadores puede reducir la vida útil de los neumáticos hasta en un 20%, por lo que es fundamental tenerlos muy en cuenta.

 

¿Cuándo cambiar los amortiguadores?

Es complicado saber a ciencia cierta cuándo cambiar los amortiguadores, porque a diferencia de otros elementos del vehículo, no hay un indicador visual que nos avise de cuándo es necesario hacer esta sustitución. Es por ello que los fabricantes recomienzan cambiar los amortiguadores antes de los 90.000 kilómetros, y siempre realizando revisiones periódicas para comprobar su estado. Lo ideal es revisarlos cada 20.000 kilómetros, y así podrás hacerte una idea de si pueden asegurarte una conducción segura durante más kilómetros o si es el momento de cambiarlos.

Te explicamos ahora algunas de las señales que indican que necesitas un cambio de amortiguadores:

- Se pierde el control del vehículo a altas velocidades o al tomar las curvas.

- El volante vibra durante la conducción.

- Los neumáticos comienzan a desgastarse de forma irregular.

- El coche consume mucho más combustible que el que debería.

 

Si has notado que durante los trayectos que realizas ocurre alguna de las situaciones anteriores, acércate a tu taller más cercano, porque es posible que necesites jubilar a tus amortiguadores y sustituirlos por uno nuevo. Recuerda que los amortiguadores deben cambiarse de dos en dos, como el cambio de ruedas, que se aconseja que sea por ejes de 2 en 2.

 

En el Taller Midas de Cesáreo Alierta podrán aconsejarte y observar el estado de tus amortiguadores y avisarte de si necesitas un cambio.

Estos artículos también pueden interesarte para el buen mantenimiento de tu vehículo: