Mostrar menu Ocultar menu

¿Se puede convertir un coche a GLP?

El autogas o gas licuado de petróleo se ha convertido en uno de los combustibles alternativos que más adeptos está ganando en los últimos años. Las ventajas del GLP lo postulan como una opción bastante buena para los vehículos de nueva generación.

Por eso, surge una de las dudas más comunes entre algunos conductores: ¿se puede convertir un coche normal a GLP? ¿Todos pueden hacerlo o sólo algunos? ¿Cuál es el proceso para convertir un coche a GLP? ¡Tranquilo! Vamos por pasos y nos disponemos a analizar esta situación para saber de dónde partir.

¿Se puede transformar un coche a GLP?

La respuesta es sí. Pero un sí con matices. No todos los vehículos pueden hacerlo y lograr pegar una etiqueta ECO del coche y beneficiarse de ello.

Existen ciertos requisitos para poder convertir un vehículo en este sistema bifuel. En términos generales, no se convierte el motor diésel o gasolina en un motor GLP, únicamente se adapta y transforma para que las diferencias técnicas que puedan existir desaparezcan.

Es decir, si tienes un vehículo gasolina y quieres convertirlo en un coche con motor bi fuel de autogás, necesitarás adaptar ciertos elementos del motor para ello e instalar un sistema GLP pensado para tu vehículo. El proceso te llevará a pedir cita en tu taller de confianza, para que sean las manos expertas las que se encarguen de ello. Por eso, pide cita en el taller Midas Cesáreo Alierta para que podamos ayudarte en lo que necesites.

Requisitos para transformar un coche a GLP

No hablamos únicamente de requisitos técnicos, sino que además de cumplir con ciertas especificaciones en el motor del vehículo, la normativa debe estar en primer lugar. Si un vehículo no entra dentro de la legislación europea actual para los motores GLP, no podrás modificar tu motor, aunque técnicamente sea posible.

Es cierto, que, en principio, todos los coches de matriculados a partir de 1995 podrían técnicamente transformarse en GLP. No obstante, únicamente aquellos que cumplan con la norma EURO3 o posteriores podrán hacerlo de acuerdo a la normativa. Los vehículos matriculados a partir de 2001 no encontrarán problema en transformarse en GLP, porque su normativa siempre va a ser superior a la ley EURO3.

Hace unos años, uno de los requisitos era que los vehículos fueran de inyección directa. No obstante, la última tecnología ha permitido la instalación de sistemas de GLP para vehículos de inyección directa e indirecta de forma equitativa, atendiendo así a la cilindrada de un motor. Por ello, si antes había dudas sobre qué pasaba al hacer un cambio de GLP con motor de inyección directa, esa preocupación ha desaparecido, ya que ambos tipos de vehículos podrán adaptarse si desean pasarse al gas.

Etiqueta ECO de los coches convertidos a GLP

La fecha de matriculación del vehículo, también va a jugar un papel muy importante en la etiqueta ECO que reciben estos coches tras la adaptación a GLP. No todos ellos podrán disfrutar de las ventajas de este distintivo.

Si has cambiado tu vehículo a GLP pero respeta la norma EURO3 porque está matriculado antes de 2006, no recibirás la etiqueta. Únicamente podrás disfrutar de las ventajas de tener un vehículo GLP y repostar en alguna de nuestras gasolineras GLP en Zaragoza. La pegatina no entra dentro de esta modificación.

La etiqueta ECO está destinada únicamente a aquellos vehículos gasolina transformados a GLP cuya normativa esté englobada en la EURO4, EURO5 o la más reciente EURO6. Es decir, los coches de gasolina matriculados a partir de 2006 podrán transformar el coche a GLP y además recibir la etiqueta ECO.

Dentro de la clasificación de este distintivo medioambiental, recibirán la etiqueta C. Es decir, lucirán el distintivo verde de la DGT en su parabrisas tras haber hecho la transformación a GLP y haber solicitado el cambio de los datos en la Dirección General de Tráfico.

tags
¿Quieres más información?