Mostrar menu Ocultar menu

Tipos de calefacción para casas: conoce todas las alternativas

Con la llegada del frío la calefacción vuelve a tomar el protagonismo en las casas. Pero cada hogar tiene sus peculiaridades y los tipos de calefacción que existen son varios, dependiendo del tipo de suministro generalmente.

Hoy en Zoilo Ríos vamos a hacer una distinción de los tipos de calefacción para casas que existen hoy en día y las ventajas de unos frente a otros.

Tipos de calefacción

Hay varios tipos de calefacción para las casas, pero actualmente las más habituales son unas pocas. Los sistemas de calefacción van avanzando y cambiando atendiendo a la eficiencia energética, por lo que lo que antes era habitual, ahora ya es más difícil o raro de ver.

Estos son los tipos de calefacción más habituales hoy en día:

  • Calefacción eléctrica. Las zonas más templadas de España son las que suelen tener este tipo de calefacción que funciona a base de electricidad. Como fuentes de calor en la calefacción eléctrica nos encontramos radiadores termoeléctricos, los convectores o acumuladores, las calderas eléctricas y el hilo radiante. Para utilizar calefacción eléctrica, el usuario deberá contratar por lo general más potencia eléctrica con la empresa suministradora que corresponda. Entre sus ventajas se encuentra que es una energía limpia, pero es bastante más cara que otros tipos de calefacción.
  • Calefacción de gas. Sigue siendo actualmente uno de los tipos de calefacción más habituales en los hogares españoles. Para este tipo de calefacción encontramos estufas de gas, calentadores por convección o calderas de gas. A día de hoy, la calefacción por gas es la más económica y generalmente es la que se utiliza para la calefacción central de comunidades de vecinos. Además de la calefacción de gas, en este tipo de calefacción también encontramos el gasoil para la calefacción o el sistema de bombonas de butano.
  • Suelo radiante. El suelo radiante supone un incremento del nivel del suelo de unos 10 centímetros y requiere un estudio previo de la vivienda para cerciorarse de que se puede implementar. Por norma general, el suelo radiante funciona en combinación con algún tipo de generación de calor, como la energía solar. Es un tipo de calefacción presume de ser una de las más respetuosas con el medio ambiente, pero es una de las más caras.
  • Bombas de calor. La bomba de calor es uno de los tipos de calefacción más habituales y funciona mediante la energía del aire, el agua o la tierra para transformarla en calor para calentar la casa. No es muy habitual en los hogares españoles, pero es cierto que cada vez se están implementando más bombas de calor.  Son tipos de calefacción que no se recomienda para lugares muy fríos, ya que su eficiencia se va a ver reducida bastante porque es incapaz de hacer frente a temperaturas extremadamente bajas y funcionar en condiciones normales.

Otros tipos de calefacción

Estas son las formas habituales y los tipos de calefacción que más aceptados están a niveles generales, sin embargo hay más. Entre ellas, encontramos la estufa de pellets para pisos o el uso de pellets para chimenea como forma de calentar la casa.

Otro tipo de calefacción es la que funciona por biomasa o aquella que utiliza gasóleo o parafina.

Entre estos tipos de calefacción que existen en la actualidad, debes elegir el que más se adapte a tus condiciones y preferencias, aunque generalmente solo podrás elegir una de estas opciones cuando vivas en un unifamiliar. En el caso de vivir en comunidades, lo más habitual es que tengas calefacción central o termostatos inteligentes en tu hogar.

Mientras esperamos la llegada del invierno, te dejamos con otros artículos relacionados que pueden ser de tu interés:

tags
¿Quieres más información?