Mostrar menu Ocultar menu

Cargar la batería del coche: cómo y qué necesitas para cargar la batería

Lunes, primera hora de la mañana, te montas en el coche y… ¡SORPRESA! El coche no arranca. Aunque los motivos por los que el coche no arranque son muchos, generalmente es cosa de la batería del coche, por lo que será lo primero que mires.

Si ese es el problema, seguramente te va a tocar cargar la batería del coche. ¡Vaya forma de empezar la mañana! Pero no te preocupes, en Zoilo Ríos tenemos las claves sobre cómo cargar la batería del coche.

Cómo cargar la batería del coche

Si tienes más de un coche en casa, en situaciones como esta va a ser perfecto. Si no, puede que te toque pedir ayuda a cualquiera de tus vecinos o a un taller cercano. Lo que necesitas para cargar la batería del coche es un juego de pinzas, un cargador de baterías o en su defecto un coche con la batería cargada.

¿Por qué necesitas un coche con la batería cargada para cargar la del tuyo? Necesitarás una fuente de alimentación a la que enchufar tu batería para que cargue, y desgraciadamente no es tan sencillo como cargar el móvil u otro aparato electrónico. Para ello necesitas, como comentábamos, un coche con la batería cargada o un cargador de baterías.

Para cargar la batería del coche hay que seguir una serie de pasos que te ayudarán a mantener su buen estado y que no tengas sustos antes de iniciar tu carretera. Respira, coge aire y ponte manos a la obra.

  • Consigue encontrar un coche con batería o un cargador de baterías. ¿Ves como lo necesitas? Es lo primero que tienes que localizar. Si no tienes más coches, necesitarás ayuda de tu vecino de garaje o del vecino de al lado para que te deje enchufar tu coche al suyo. Si no eres capaz de encontrar a nadie porque a esas horas no hay movimiento, en tu taller de confianza podrán ayudarte con un cargador de baterías. Algunos talleres tienen uno en sus instalaciones, y si estás cerca podrán acompañarte al garaje para accionar el cargador y revivir la batería de tu coche.
  • Conecta las pinzas. El juego de pinzas tiene un papel muy importante en el proceso de cargar la batería del coche. Conecta las pinzas de la batería cargada o el cargador a la tuya, ¡pero hazlo bien! Primero debes conectar las pinzas con cables rojos en los extremos positivos de la batería y después las pinzas con cables negros en las conexiones negativas. ¡Ojo con las chispas en este proceso!
  • Arranca el coche de la batería cargada o acciona el cargador. Una vez estén los dos polos conectados, deberás arrancar el coche que tiene la batería cargada o accionar el cargador de baterías. Si utilizas un coche con batería cargada, intenta que el coche funcione durante unos 5 minutos entorno a las 2000 revoluciones por minuto (rpm) para facilitar la carga de la otra batería.
  • Arranca tu coche sin batería. Cuando pasen unos minutos desde que has accionado el cargador o has arrancado el otro coche, es hora de probar suerte. Intenta arrancar el coche que no tenía batería para ver si ya se ha ido cargando. Si arranca a la primera, deja el motor encendido y retira las pinzas. ¡Ojo! En esta ocasión tendrás que hacerlo al contrario de cómo las has puesto. Primero tendrás que quitas las del cable negro y después las del cable rojo. Si no arranca el coche, déjalo cargar un poco más.
  • Deja el coche encendido. Para que la batería se cargue antes de iniciar la ruta, deja el coche encendido durante un cuarto de hora o veinte minutos antes de arrancar del todo e iniciar tu viaje. Después de esto, ya podrás viajar sin problemas con tu vehículo en perfectas condiciones en cuanto al estado de la batería se refiere.

Es importante tener en cuenta cuánto dura una batería sin usar, porque puede que vayas a coger el coche después de un tiempo y te encuentres con la sorpresa de que no arranca. No obstante, también puedes ser consciente de cómo se encuentra la batería del coche si se enciende su luz en el panel de los símbolos del coche, así que échale un ojo de vez en cuando también a este indicador.

No dejes para mañana el mantenimiento del coche y asegúrate de que esté en perfectas condiciones. Recuerda además que, si necesitas consejo o asesoramiento profesional, en el Taller Midas Cesáreo Alierta, podrán echarte una mano. Acércate a hablar con sus expertos en mecánica, porque ellos mejor que nadie conseguirán recomendarte siempre la mejor solución para tu vehículo. ¡Te esperan con los brazos abiertos!

Te dejamos con otros artículos que pueden ser de tu interés:

tags
¿Quieres más información?