Mostrar menu Ocultar menu

Consejos para evitar el aquaplaning

El aquaplaning es uno de los fenómenos de la conducción que más peligro suponen para los conductores los días de mucha lluvia. El efecto aquaplaning se produce cuando el neumático pierde el contacto con el asfalto, por lo que se crea una capa de agua que logra perder cierto control en la conducción.

Conducir con lluvia no es un plan ideal para nadie y en días de tormentas hay que tener especial cuidado en la carretera. No solo con el agua que cae, también con la que hay en la carretera en forma de charcos.

¿Te ha tocado salir con el coche un día lluvioso y no puedes hacer nada para no conducir? No te preocupes, hoy en Zoilo Ríos te damos algunos consejos para evitar el aquaplaning en la carretera.

Qué hacer para evitar aquaplaning

Aunque tu control al volante sea estupendo y presumas de ser uno de los conductores más atentos a la carretera, el problema del aquaplaning está en los neumáticos del vehículo. Si pierden el contacto con el asfalto, no importa mucho que manejes el volante como un conductor de Dakar experimentado.

Por eso, hay que seguir una serie de recomendaciones y consejos para evitar el aquaplaning previos a la conducción de un viaje en día de lluvia.

  • Revisa la presión de tus neumáticos. Revisar de forma constante la presión de los neumáticos es importante antes de salir de viaje. De hecho, deberían estar siempre en perfectas condiciones, ya que suponen unas de las principales causas de los accidentes leves de tráfico. Si la presión está por debajo de la recomendada por el fabricante en el libro de mantenimiento en un coche puedes tener problemas. Uno de nuestros consejos para evitar el aquaplaning es que esta presión no sea inferior al 30% de la recomendada por el fabricante.
  • Evita circular con los neumáticos desgastados. Los neumáticos desgastados suponen un peligro para la conducción. Su importancia radica en el dibujo del neumático, ya que estos rucos de las ruedas son los encargados de evacuar el agua cuando el asfalto está mojado por la lluvia. Cuando más profundos sean, más agua evacuará y menor será la probabilidad de sufrir el efecto aquaplaning. Por eso, vigila que no hay un desgaste en tus neumáticos y que el dibujo es uniforme por toda la goma.
  • Reduce la velocidad en días de lluvia. Si hay charcos en la carretera, te aconsejamos circular a una velocidad moderada. Si te has fijado, cuando un coche pasa por encima de un charco se crea un efecto que salpica bastante a su paso. Dependiendo de la velocidad, el salpicado será menor cuanto más lento vaya el coche. Ocurre también con el aquaplaning, ya que el agua necesitará más tiempo para acoplarse a los neumáticos.

Consejos para reducir el aquaplaning

Si notas que has perdido el control de los neumáticos durante la conducción no te preocupes. Mantén la calma y demuestra tu destreza al volante.

Si estás en una recta, no sueltes el volante y levanta suavemente el pie del acelerador. Poco a poco lograrás salir del charco sin problemas y el neumático volverá a tener contacto completo con el asfalto. Si te encuentras en una curva, gira el volante de forma muy suave y levanta el pie del acelerador con la misma tranquilidad que en una recta; lo importante aquí es no realizar movimientos bruscos en el volante.

¡Eso sí! Lo más importante de todo es que no frenes. Si frenas mientras estás sobre un charco, los neumáticos podrían llegar a bloquearse y entonces sí que podrías llegar a perder el control absoluto de tu vehículo. Así que, como todo, paciencia y calma, no te pongas nervioso, porque los nervios son el peor amigo de la conducción.

Recuerda que en el mantenimiento del coche hay que prestar especial atención a los neumáticos. Es importante saber cuándo hay que cambiar los neumáticos para evitar situaciones como esta o propiciar un pinchazo por el mal estado de las ruedas. Este consejo también te lo damos si tienes una moto, ya que saber cuándo cambiar los neumáticos de la moto tiene el mismo valor de seguridad que en un vehículo de cuatro ruedas.

Si quieres el pack completo para conducir los días de lluvia sin problemas, tras los consejos para evitar el aquaplaning te dejamos otro de nuestros favoritos. Hablamos del repelente de lluvia para los parabrisas delanteros. Aplicando este producto tu visibilidad en la carretera en días de tormentas o lluvias leves mejorará, como también lo hará la seguridad al volante.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a plantarle cara al efecto aquaplaning del coche y que la próxima vez que te ocurra sepas actuar con tranquilidad al volante.

tags
¿Quieres más información?