Mostrar menu Ocultar menu

Gas Natural Vehicular: significado, rendimiento y ventajas del GNV

Que si gasolina, que si diésel, que si coches eléctricos… Cada vez son más las alternativas que encontramos a la hora de encontrar un carburante o sistema para que nuestro coche funcione a la perfección. Hoy descubrimos el Gas Natural Vehicular, una opción que cada vez está ganando más adeptos por su poca contaminación medioambiental y su óptimo rendimiento. ¿Qué? ¿Que todavía tienes dudas sobre el gas natural vehicular? Este es tu artículo entonces.

 

El Gas Natural Vehicular (GNV) podría definirse como el mismo gas que tenemos en casa para calefacción pero para vehículos. Su gran potencial como energía combustible ha posicionado este carburante entre uno de los favoritos para emerger durante los próximos años.

 

Los principales fabricantes de automóviles a nivel mundial, como pueden ser Ford, Honda, Volvo o BMW ya han implementado esta energía a sus coches, y los están comercializando en todos los países.

El Gas Natural Vehicular puede encontrarse en dos formas: gas natural comprimido (GNC) y gas natural licuado (GNL). Para hablar del gas natural comprimido, lo primero que necesitas saber es que los coches que utilizan esta energía tienen un motor bifuel que permite la utilización del gas natural y la gasolina a la vez.

El gas natural licuado se emplea sobre todo en vehículos pesados, y una de las características que más adeptos tienes son sus ventajas medioambientales y económicas.

 

Poco a poco las estaciones de servicio están añadiendo este carburante a sus zonas de repostaje, y dentro de poco será muy habitual llegar a una gasolinera y en vez de gasolina o diésel, llenar nuestro depósito de Gas Natural Vehicular. En Zoilo Ríos, podrás encontrar muy pronto surtidores de Gas Natural Vehicular, GNC y GNL pues estamos desarrollando varios proyectos para incorporar a nuestras estaciones de servicio este tipo de energía.

 

Hay algo que está claro, y es que el ahorro económico es indiscutible: se estima que un depósito de gas natural vehicular, ya sea comprimido o licuado, puede costar entorno a un 30% menos que un depósito de gasolina o diésel. No solo hablamos de ventajas económicas, y es que la utilización de este carburante es mucho más amigable con el medio ambiente que otras energías fósiles.

 

También pueden interesarte estos artículos de nuestra web:

tags
¿Quieres más información?