Mostrar menu Ocultar menu

Cómo circular en rotondas sin saltarse la ley

Son uno de los grandes enemigos de cualquier conductor, experimentado o no: las rotondas. Saber cómo circular en rotondas no es complicado, pero ponerlo en práctica ya es otro tema. Aunque se espera que poco a poco se implante el modelo de turbo rotonda de forma generalizada, por el momento las rotondas son las de siempre.

Te contamos en Zoilo Ríos algunos consejos y tops para saber cómo circular en rotondas de acuerdo a la legislación de la Dirección General de Tráfico (DGT).

Cómo circular en rotondas

Las rotondas son elementos que puedes encontrarte tanto al conducir por la ciudad como por carretera. No importa si eres conductor novel o experimentador, circular en rotondas requiere cierta atención y que cumplas con la normativa, como siempre que te encuentres al volante.

Antes de meterte en una rotonda siempre hay señalizaciones que indican las diferentes salidas que tienen las rotondas. Es entonces cuando el conductor debe tomar la decisión de qué carril es el más adecuado para tomar la salida que le interesa. Siempre debes salir de la rotonda por el carril exterior, pero eso no implica que siempre debas circular por el exterior.

Es habitual ver pequeños embotellamientos en las rotondas o incluso conductores que forman pequeños atascos en las glorietas por salir por una salida por el carril que no debía. Es por eso que debes tener en cuenta varias recomendaciones y criterios que marca la Dirección General de Tráfico.

  • Debes ceder el paso siempre a los conductores que están dentro de la rotonda. Por eso es habitual encontrarse señales de prioridad antes de incorporarse a la rotonda, como un ceda el paso.
  • Sitúate en el carril más adecuado para tomar tu salida. Si va a ser la primera salida, deberás posicionarte en el carril exterior. Para tomar otras salidas, serán los carriles internos los que debes escoger, cambiando al exterior cuando pases la salida anterior a la tuya.
  • Sal de la rotonda por el carril exterior

Recuerda utilizar siempre los intermitentes de forma correcta para avisar al resto de vehículos que circulan por la rotonda de tus intenciones. Siempre que vayas a abandonar la rotonda por una salida, indica con el intermitente derecho que lo vas a hacer. Si por el contrario vas a dar la vuelta a la rotonda casi al completo, marca con el intermitente izquierdo tus intenciones de hacerlo. De esta manera, se facilita el tránsito en una rotonda y podrás conducir de forma adecuada dentro de una glorieta.

Recuerda que la seguridad en carretera es uno de nuestros pilares fundamentales, y saber cómo circular en una rotonda puede ayudar a mejorarla. Así que no lo dejes pasar y ten muy en cuenta las normas de seguridad en carretera cuando te encuentres una rotonda.

Te dejamos algunos artículos que pueden resultarte interesantes:

tags
¿Quieres más información?