Mostrar menu Ocultar menu

La calefacción del coche no calienta, ¿qué le pasa?

Con la llegada de las bajas temperaturas, sobre todo durante las primeras horas de la mañana, coger el coche se convierte en una aventura. Todavía más si te toca aparcar en la calle, pues lo más normal es que te encuentres hielo en el parabrisas y que el interior del vehículo esté bastante frío.

Por eso, la calefacción del coche es el gran aliado en invierno y cuando comienzan a llegar los días más fríos. Pero… ¡¿Y si no funciona?! Puede que enciendas el climatizador del vehículo en modo calor y te encuentres con que no hay manera de que salga aire caliente.

¿Qué le pasa? Los motivos pueden ser varios y en el artículo de hoy los repasamos para entender por qué la calefacción del coche no calienta.

¿Por qué no calienta la calefacción del coche?

Los motivos por los que puede fallar el aire caliente del coche están íntimamente relacionados con las causas de que te encuentres con el que el aire acondicionado del coche no funciona. Es el mismo sistema, pero cambia la estación del año y el modo de utilización. En el caso del climatizador en modo frío, te darás cuenta en verano o cuando la temperatura del exterior sea elevada.

En cambio, darte cuenta de que la calefacción del coche no calienta seguramente suceda en invierno o cuando hay una caída brusca de temperaturas en un día que te pille de sorpresa. Sea como sea, hay ciertas pautas que te van a dar una pista de dónde puede venir el problema. ¡Atento!

  • Fallo en el mecanismo de refrigeración. El primer foco de atención debes ponerlo en el propio sistema de refrigeración del vehículo. Puede que alguna de las piezas se encuentre en mal estado o esté fallando alguno de los elementos que permita la entrada de aire caliente en el habitáculo del coche.
  • Falta de líquido refrigerante. Es uno de los motivos más comunes por los que puedes encontrarte algún fallo en el aire acondicionado o en la calefacción de tu coche. La solución es tan sencilla como recargar el aire acondicionado del coche o ir un paso más allá y revisar que no tienes ninguna fuga en el sistema. Si has rellenado el líquido refrigerante hace poco, pero sigue sin salir aire caliente al activar la calefacción del coche puede que haya algún agujero en uno de los conductos y se esté produciendo una fuga. En ese caso, un mecánico experto tendrá que revisar el sistema completo para detectar la ubicación de la avería y ponerle solución.
  • Fallos de elementos externos del sistema de refrigeración. Otra posibilidad es que el error se encuentre en alguno de los elementos que forman el sistema de refrigeración pero que no se encuentran en su interior. Hablamos del termostato, la bomba de agua o algún manguito que condicione el funcionamiento correcto del sistema.
  • Problemas del motor. Si has comprobado las tres situaciones anteriores y sigues sin conseguir que salga aire caliente de la calefacción del coche, el problema puede estar en otra parte del vehículo, como el motor. Quizá haya una avería que no permita que la temperatura del coche se la adecuada para favorecer el correcto funcionamiento del sistema de refrigeración en caliente.

Mantener la calefacción del coche en buen estado

Existen ciertas prácticas que pueden ayudarte a que el sistema de calefacción del coche funcione siempre bien, o al menos el fallo no sea por un mal uso del mismo. Apunta y pon en práctica estos gestos tan simples para alargar la vida útil de tu climatizador del coche.

  • Enciende la calefacción tras unos minutos. Evita accionar la calefacción nada más arrancar el motor, ya que el sistema necesitará más potencia para su funcionamiento. Lo ideal es que circules unos minutos y que el coche vaya cogiendo temperatura antes de encender la calefacción. Así, será más fácil que salga aire caliente sin esfuerzos extra.
  • Acciona el aire caliente durante todo el año. No te estamos pidiendo que conduzcas con la calefacción del coche puesta en pleno verano. Simplemente que la enciendas de forma periódicamente para evitar que el sistema se obstruya o se estropee por no entrar en funcionamiento ni utilizarlo asiduamente.
  • Dirige las rejillas del coche. Tanto el aire caliente, como el frío del aire acondicionado, entran en el habitáculo del coche mediante unas rejillas que tú mismo puedes cambiar de posición para que la dirección sea una u otra. Para un correcto y mejor funcionamiento del aire caliente de la calefacción del coche, debes encontrar el mejor ciclo de aire en el interior y no solo eso. Si mueves estas rejillas en dirección a los pies y la zona superior del parabrisas, no solo estarás favoreciendo que funcione bien durante más tiempo, sino que también evitarás que la luna delantera se empañe  -así te ahorrarás el tener que desempañar los cristales del coche-.

Si tienes problemas con el aire acondicionado de tu coche y no encuentras el foco de los mismos, te atendremos encantados en nuestro taller Midas Cesáreo Alierta. Nuestros compañeros, expertos en mecánica, encontrarán la solución que necesitas y antes de lo que puedas imaginarte, estarás de nuevo conduciendo tu vehículo en perfectas condiciones. ¡Pide ya tu cita previa!

tags
¿Quieres más información?