Mostrar menu Ocultar menu

La calidad de la gasolina. ¿Cómo se mide? Técnicas y procesos para mejorarla

Si eres una persona que se interesa por la calidad de la gasolina de su coche, seguro que te suena el octanaje. Indica la capacidad antidetonante del carburante según su presión y temperatura, determinando así la calidad de la gasolina. Si todavía no estás muy familiarizado con este término, no te preocupes, en Zoilo Ríos te ayudamos a entender cómo se mide la calidad de la gasolina y te contamos algunas técnicas para mejorarla.

 

¿Alguna vez te has preguntado qué es el octanaje? Es una de las métricas utilizadas a la hora de hablar de la gasolina y sus cualidades. Como hemos dicho, mide la capacidad antidetonante del carburante dentro del motor, lo que es sinónimo de calidad de la gasolina. Pero la gran duda radica en saber cómo se mide la calidad de la gasolina.

Es muy sencillo. La gasolina entra en un motor especial de un solo cilindro, y poco a poco se va aumentando la compresión hasta que detone el carburante. Es entonces cuando entran en juego los iso-octanos y los n-heptanos, componentes del combustible que van a determinar este octanaje final. Se añaden estos elementos para así determinar la calidad de la gasolina, por ejemplo, si la gasolina detona con una mezcla de 95% de iso-octanos y 5% de n-heptanos, será gasolina de 95.

¿El concepto de gasolina 95 te suena? Aquí no hay duda, pues en Europa son dos los tipos de gasolina sin plomo que podemos encontrar en el mercado, la gasolina 95 y la gasolina 98. Ambas tienen una calidad diferente, pues la de 95 tiene menos iso-octanos, y la de 98 más, por lo que tiene algo más de potencia.

Procesos para mejorar la calidad de la gasolina

Actualmente existen ciertos avances tecnológicos que han permitido mejorar la calidad de la gasolina elevando poco a poco el octanaje, y es que a mayor índice de octanos, más comprensión soporta la gasolina, lo que se traduce en una mejor calidad de la gasolina.

Esta calidad se puede mejorar con nuevas técnicas de refinación mediante el reformado catalítico, un proceso químico que busca eliminar el azufre y el nitrógeno de la materia prima, la nafta.

También existe la posibilidad de utilizar el proceso de isomerización para cambiar la disposición de los átomos de la gasolina, y mejorarla de esta forma.

 

Como ves, la calidad de la gasolina es mejor con los años y atrás han quedado gasolinas como la de 85 para dejar paso a la de 98, la mejor gasolina que hay actualmente en el mercado. Poco a poco se va buscando la perfección para que nuestros vehículos contaminen lo menos posible y además rindan de forma adecuada gracias a este octanaje.

 

Si te interesa el mundo de la gasolina, no te pierdas los siguientes artículos de nuestro blog:

tags
¿Quieres más información?