Mostrar menu Ocultar menu

Uso de intermitentes de forma correcta para una conducción segura

En Zoilo Ríos ya hemos hablado de los tipos de luces de coche que existen en alguna otra ocasión, pero hoy centramos nuestra atención en los intermitentes del vehículo. Son unos elementos fundamentales para una conducción segura siempre y cuando se utilicen de forma correcta.

El uso de intermitentes va a facilitar la conducción del resto de conductores, porque en mayor medida sirven para avisar de tus próximas acciones al volante. Por eso, si un conductor detrás de tu vehículo ve que has accionado el intermitente derecho, puede tomar una decisión u otra dependiendo de su ruta.

Sin embargo, hay muchos conductores que no hacen un uso correcto de los intermitentes o que directamente no los utilizan en la conducción. Por eso hoy nos hemos propuesto que conozcáis cuándo se deben usar los intermitentes y el uso adecuado de estos tipos de luces.

Cómo hacer uso de intermitentes

Hemos mencionado una situación en la que el uso de los intermitentes permite al resto de conductores saber cuáles van a ser tus próximas acciones. Sin embargo, no son las únicas ocasiones en las que será necesario que realices un uso correcto de los intermitentes. Cuando realices una parada, cuando cambies de carril, cuando gires…

El uso de intermitentes está totalmente ligado con la colocación de los retrovisores. ¿Por qué? Porque antes de realizar cualquier tipo de maniobra, necesitarás comprobar el estado del tráfico, antes incluso de indicar con los intermitentes tu intención.

El uso de los intermitentes llegará durante este proceso, pues cuando compruebes que puedes realizar la maniobra, debes señalizarla para avisar al resto de conductores. Debes hacerlo con tiempo, porque de anda sirve accionar el intermitente cuando ya has comenzado a maniobrar.

Accionar los intermitentes es tan sencillos como subir y bajar la palanca a la izquierda del volante. Si accionas la palanca hacia arriba mostrarás tu intención de girar o desviarte hacia la derecha; si la bajas, tu maniobra será hacia la izquierda.

Cuándo hacer uso de intermitentes

Estas son esas situaciones en las que el uso correcto de los intermitentes va a facilitar una conducción segura en ciudad o carretera.

  • Para cambiar de dirección. Cuando vayas a realizar un cambio de sentido o a cambiar de dirección, tendrás que indicarlo con el uso de los intermitentes. Para realizar este cambio de sentido, no solo tendrás que indicarlo con los intermitentes, sino que tendrás que comprobar que tienes espacio suficiente para ello. Si no vienen vehículos en la dirección contraria, adelante con el cambio de sentido. Si se acercan a una velocidad relativamente alta, espera para hacer la maniobra.
  • Para cambiar de carril. Siempre que vayas a realizar un cambio de carril, deberás hacer uso de los intermitentes para indicar al resto de conductores que vas a desplazarte. Hazlo con tiempo y asegurándote de que no vienen coches por el carril al que vas a incorporarte. De esta manera evitarás un posible golpe o que el otro vehículo tenga que maniobrar también para dejarte espacio.
  • Para adelantar. Adelantar supone realizar un cambio de carril, y como acabas de comprobar, cambiar de carril es una de las situaciones en las que el uso de intermitentes es primordial. En este caso, tendrás que mantener la luz intermitente activada durante todo el adelantamiento hasta que vuelvas a incorporarte al carril inicial.
  • En una rotonda. El circular en rotondas supone un quebradero de cabeza para mucha gente. El uso de intermitentes en rotonda será principalmente cuando vayas a indicar tu salida de la misma. No solo avisarás al conductor que tienes detrás, sino también al que esté esperando para incorporarse a la rotonda en la siguiente salida a la tuya.
  • Para incorporarte a la circulación. Si circulas por una incorporación a la autopista, necesitarás activar el intermitente correspondiente para incorporarte a la circulación de la vía principal. Lo tendrás que hacer a una velocidad que no entorpezca el tráfico en esta, porque si lo haces a menos velocidad, el resto de vehículos serán los que deban frenar y reducir su velocidad.

Multas por un uso de intermitentes incorrecto

Debes saber que si no realizas un uso de intermitentes correcto puedes acarrear una sanción económica de hasta 200 euros si no los utilizas hasta 80 euros si el uso es incorrecto. No hacer un uso correcto de los intermitentes supone no hacerlo con antelación suficiente o si no señalizas correctamente tus maniobras.

También hay una multa por llevar los intermitentes por encima de la intensidad permitida respecto a la luz y el sonido. Esta multa de tráfico asciende a 200 euros.

Para evitar estas multas y favorecer la seguridad en carretera… ¡Realiza un buen uso de intermitentes!

Estos otros artículos de nuestro blog también pueden resultarte interesantes:

tags
¿Quieres más información?