Mostrar menu Ocultar menu

Problemas de la caja de cambio. Qué hacer cuando no entra bien la macha

Si tienes una caja de cambio manual, seguramente te hayas encontrado en algún momento con algún problema con las marchas. Los motivos pueden ser varios y es que la mecánica del motor tiene más implicación en la conducción del día a día de la que te puedas imaginar.

 

Por eso, analizamos los posibles problemas de la caja de cambio y llegamos a darte algunas soluciones si se da la situación de que no entra bien la marcha. Lo primero de todo… ¡Calma! Coge aire, respira y mantén la tranquilidad.

 

¿Por qué no entra bien la marcha de mi coche?

Cada vehículo tiene su propio sistema de marchas. De hecho, se podría distinguir entre caja de cambios manual, automática o caja de cambios CVT (semiautomática). Eso sí, no te pongas a buscar el cambio de marchas en esos vehículos con tipos de cambio automático, porque te puedes pegar horas y horas y finalmente no darás con él. Este artículo lo hemos pensado para aquellas personas que tiene coches de cambio manual y dan problemas.

 

No hay una respuesta única al por qué no entran las marchas cuando mueves la palanca, pero sí podemos indicarte el primer paso a seguir.

 

No fuerces la palanca, ese es nuestro primer consejo antes de que lleves tu vehículo a tu taller más cercano de confianza. Nuestro taller Midas Cesáreo Alierta siempre está listo para recibirte cuando necesites hacer una revisión de la mecánica de tu coche o necesites echarle un ojo a algún aspecto en concreto. Si notas que tienes problemas con la caja de cambio, pide cita previa y ven a vernos.

 

Motivos de problemas en la caja de cambio

El problema de que no entren bien las marchas, puede tener distintos puntos de origen. Algunos de ellos tendrán que ver con el estado de la palanca, pero otros muchos con la mecánica interna del motor del vehículo, que acabará afectando al rendimiento del motor y a otros elementos de la conducción.

  • Engranajes holgados. Si cuando metes la marcha, notas un ruido metálico excesivo, lo más seguro es que el problema se encuentre en los engranajes del sistema de cambio. Si sigues forzando el sistema de cambio y no llevas tu vehículo al taller, la avería puede ser mayor, así que no lo dejes pasar si notas un ruido en el motor.
  • Cojinetes del coche en mal estado. Los cojinetes del coche son los rodamientos, y puede que haya algún problema en alguno de los cojinetes de la caja de cambio. Son uno de los problemas más habituales, así que va a ser uno de los primeros elementos que tendrás que revisar. Puedes mitigar el desgaste de estas piezas utilizando aditivos en la gasolina o en el carburante que utilices.
  • No utilizas el aceite que necesita tu vehículo. Existen muchos tipos de aceite de coche, pero no todos valen para todos los vehículos del mercado. Revisa en el manual de mantenimiento del fabricante qué especificaciones debe cumplir el lubricante ideal para tu coche y no utilices uno que no está recomendado por la marca del vehículo. De lo contrario, no solo tendrás problemas con la caja de cambio, también con otros elementos de la mecánica del vehículo sin que te enteres de que los estás dañando.
  • Problemas con el embrague. De la misma manera que puede que te encuentres con que el pedal del embrague se queda abajo, un problema con esta pieza puede generar también dificultades a la hora de meter la marcha. Puede que sea que el embrague está desgastado o que no está lo suficientemente tenso. Otra situación distinta es que, si no pisas el pedal del embrague a fondo, la marcha no va a entrar bien, así que asegúrate de pisarlo a fondo.
  • Fugas de aceite. Si estás perdiendo aceite en el motor, el origen está en algún elemento del mismo que derivará en varios problemas, entre ellos problemas con la caja de cambio y las marchas. Deja que los profesionales del motor revisen el estado de tu motor, las juntas, el sistema de refrigeración, el depósito de aceite… Habrá que encontrar la fuga y ponerle solución para evitar que estos problemas se sigan replicando y acaben dando más problemas.
  • Mala sincronización. No… no hablamos de que pises el pedal del embrague y aceleres. Nos referimos a los sincronizadores que forman parte del sistema de cambio de las marchas. Estas piezas determinan el buen funcionamiento de cada una de las marchas del vehículo, y puede que no fallen todas, si no que el error se encuentre en alguna en concreto. Este problema suele darse en los motores de aquellos vehículos que han recorrido muchos kilómetros en los últimos años.

 

Para salir de dudas, el consejo que te damos es el de siempre: que te acerques a nuestro taller Midas Cesáreo Alierta y dejes que se encarguen los expertos. Tras una revisión sobre la situación, podrán darte un presupuesto y una solución a tu problema. Recuerda pedir cita previa y dejar que los mecánicos se encarguen de la salud de tu vehículo.

tags
¿Quieres más información?