Mostrar menu Ocultar menu

Tipos de energías limpias y renovables. Opciones ante los combustibles fósiles

La movilidad sostenible ya es un hecho y está en pleno proceso de consolidación. La conciencia social, preocupada por el medio ambiente, ha buscado la manera de moverse con sus vehículos utilizando cualquiera de los distintos tipos de combustibles más limpios y energías procedentes de fuentes renovables que hay en el mercado actual.

Son varios y están permitiendo que el transporte sea más sostenible y concienciado con el medio ambiente mediante la reducción de emisiones. Desde Zoilo Ríos también lo hemos hecho y poco a poco estamos cambiando nuestro modelo de negocio futuro para incluir estos combustibles más limpios y con menos emisiones de carbono y fuentes renovables frente a los carburantes fósiles.

¿Quieres saber cuáles son las energías limpias? ¿Cuáles son sus características principales y las opciones ante los combustibles fósiles del mercado? ¡Atento!

Tipos de energías limpias

Biocombustibles

Al hablar de biocombustibles, generalmente nos referimos al bioetanol y biodiesel. Ambos carburantes surgen del tratamiento de materia orgánica mediante diferentes elaboraciones. Los dos biocombustibles se utilizan en distintos motores, dependiendo de si son diésel o gasolina y cada vez se están implantando de forma habitual en las estaciones de servicio.

Los biocombustibles se utilizan como fuente energética en el transporte o la generación eléctrica o calórica. Son carburantes que pueden utilizarse en motores vehiculares hasta el punto de que podrían llegar a sustituir los combustibles fósiles. Por el momento, se utilizan en pequeñas cantidades como aditivos en la gasolina y el diésel.

 

Biocombustibles

Electricidad

Tras aclarar que las ventajas de un coche eléctrico son infinitamente superiores a las de los coches de combustión, la electricidad se postula como una de las energías que va a liderar estos tipos de energías limpias. Las fuentes de energía eléctrica son muchas y la clave de esta transición vehicular es que ese origen de la electricidad sea lo más limpio posible.

En ese sentido, la electricidad puede originarse a través del funcionamiento de las placas solares más allá de las tradicionales centrales térmicas o nucleares. Así, el ciclo sería completo, propiciando un mayor cuidado del medio ambiente y el fomento de la economía circular.

En nuestra estación de servicio El Cisne 1 utilizamos una placa solar que genera el 16% de la electricidad empleada en el día a día de la estación, permitiendo además la reducción de hasta 54 toneladas de CO2 al año.

 

Cargador eléctrico coche

Hidrogeno como combustible

Hace unos años era complicado ver un vehículo movido por hidrógeno y lo poco que se veía formaba parte del parque automovilístico público de las ciudades. Sin embargo, el hidrógeno como combustible limpio ha ido ganando puestos hasta ser el plan de futuro para muchos fabricantes.

Ya hay varias marcas de coches de hidrógeno en el mercado que están incluyendo modelos de pila de hidrógeno en sus series. Es importante entender el funcionamiento del coche de hidrógeno, ya que no es más que un coche eléctrico que funciona con una pila de hidrógeno.

 El Consejo del Hidrógeno, formado por 13 multinacionales del sector de la energía, el transporte y la industria, asegura que, en el año 2050, el hidrógeno supondrá una quinta parte de la energía total consumida, por lo que su papel como combustible limpio es fundamental en esta transición.

 

Coche hidrógeno

Gas natural vehicular

El gran potencial del gas natural como energía combustible ha posicionado este carburante entre uno de los favoritos para emerger durante los próximos años. Su combustión genera menos gases contaminantes que los carburantes fósiles, convirtiéndose en una opción que cada vez está ganando más adeptos por su poca contaminación medioambiental y su óptimo rendimiento.

El gas natural vehicular puede encontrarse en distintas formas, como es el gas natural licuado (GNL) o gas natural comprimido (GNC), con distintos usos en el parque automovilístico. El GNC se destina a vehículos ligeros, mientras que el GNL se emplea en vehículos pesados, como camiones o autobuses.

 

Gas natural

 

Está claro que algo está cambiando en el mundo del transporte y los combustibles. Todavía queda mucho camino por recorrer, pero la transformación está en marcha. En Zoilo Ríos somos más que conscientes de esta transición y buscamos ser partícipes de ella con nuestros proyectos futuros enfocados a estos tipos de energías limpias renovables a los carburantes fósiles.

En nuestras estaciones de servicio cada vez se encuentran más puntos de recarga de energías limpias. La puesta en marcha de nuestra hidrogenera o el empleo de la electrolinera son solo algunos ejemplos del desarrollo de propuestas de mejoras del medio ambiente.

Otro claro ejemplo es la gasinera en Zaragoza que se va a desarrollar en la primera parte de 2020 para su apertura en el segundo semestre del año. Para ello, nos hemos unido a Redexis, compañía integral de infraestructuras energéticas dedicada al desarrollo y operación de redes de transporte y distribución de gas natural, a la distribución y comercialización de gas licuado del petróleo y a la promoción de aplicaciones renovables del gas natural y del hidrógeno.

¿Nos acompañas en el cambio hacia un mundo de vehículos que permitan reducir las emisiones contaminantes del vehículo

tags
¿Quieres más información?