Mostrar menu Ocultar menu

Descubre cómo limpiar un catalizador obstruido diésel o gasolina por dentro

El catalizador cumple una función primordial a la hora de reducir las emisiones contaminantes de un vehículo. Su obstrucción puede suponer una avería en el vehículo, cuya reparación se traduciría en un importante reembolso. Por eso, necesitas revisar su estado de vez en cuando y comprobar que no se obstruye para continuar con una conducción óptima y segura.

Sabiendo cuál es su función, no hay que confundir el catalizador con el filtro de partículas de la gasolina y del diésel. En el caso de los coches diésel, el vehículo lleva ambos elementos, pero no todos los vehículos de gasolina llevan el filtro de partículas. Únicamente desde hace unos años tras la entrada en vigor de la actual Norma Euro 6 a nivel europeo para regular las emisiones de los vehículos.

De esta manera, si estás pensando en comprar un coche diésel o gasolina, debes saber que ambos vehículos incluyen este elemento. Con esto en mente, la duda que surge es sobre su mantenimiento y limpieza si en algún momento se obstruye.

¿Cómo saber si falla el catalizador?

Un fallo u obstrucción del catalizador da ciertas señales a la hora de conducir. Algunos síntomas son claros, y en otros tendrás que poner toda tu atención para comprobar su funcionamiento.

  • Menor rendimiento del motor. Si al poner el motor en ralentí o al acelerar notas que el motor no reacciona como debería, uno de los principales motivos puede ser un fallo en el catalizador. El origen de este problema surge porque no se está quemando bien el combustible, pudiendo provocar daños mayores en otras piezas, como las bujías o las válvulas del motor.
  • Ruidos en el motor. Otra señal de que puede haber un fallo en el catalizador es que escuches un ruido metálico en la parte inferior del vehículo. El motivo será una fractura del catalizador, que puede haber surgido por un cambio brusco de temperatura, si por ejemplo vas a conducir con nieve en la carretera. La pieza estará caliente y la nieve está a una temperatura muy inferior, por lo que el material se agrieta, logrando que el catalizador haga ruido y no filtre bien.
  • El coche echa humo y huele mal. Uno de los motivos por los que el vehículo puede expulsar un humo sospechoso es que el catalizador esté obstruido. El principal motivo por el que puede producirse este problema es que el carburante no se está mezclando bien en el interior del motor.

¿Cómo limpiar el catalizador?

Si te encuentras con alguna de estas situaciones, lo más probable es que tengas que limpiar el catalizador para evitar esa posible obstrucción de la pieza. Hacerlo no es complicado, pero si quieres evitar tener que mancharte las manos, puedes llevar el coche al taller y pedir tu cita previa en el taller Midas Cesáreo Alierta en Zaragoza.

Te contamos los pasos que debes seguir para limpiar el catalizador de tu vehículo y que vuelva a funcionar de forma correcta sin necesidad de tener que cambiarlo por una pieza nueva. Si vas a ponerte manos a la obra, te recomendamos utilizar una mascarilla para evitar que respires estas partículas tú mismo. Como ves, la mascarilla en el coche no solo ha llegado para quedarse al volante.

  • Primero, encuentra el catalizador. Esta pieza se encuentra entre el tubo de escape y el silencioso trasero del vehículo. Encontrarlo no será complicado, ya que tiene una estructura cerámica que llamará tu atención en cuanto observes la zona.
  • El segundo paso es soltar el catalizador. Estas piezas suelen incorporar unas abrazaderas metálicas para tubos, que permiten que se pueda quitar fácilmente. En el proceso, no hay que romper ninguno de los elementos de sujeción de la pieza, ya que se necesitarán posteriormente para volver a montarla.
  • A la hora de limpiar el catalizador, necesitarás una manguera de agua a presión. Es el mejor método para mantener la pieza en perfectas condiciones. Puedes poner un cubo bajo la pieza para evitar manchar todo tu alrededor con el agua sucia resultante de la limpieza. Antes de echar agua a presión de la manguera, puedes darle unos golpecitos para remover las partículas agolpadas en el catalizador.
  • Una vez limpio, tienes que dejar secar el catalizador antes de colocarlo. Cuando lo hagas, saldrá bastante suciedad la primera vez que enciendas el motor. No te preocupes, es normal, pero ten en cuenta que la zona en la que tienes el vehículo estacionado se ensuciará.

Existen otros métodos para limpiar el catalizador, pero necesitan la mano de un experto en mecánica para ello, como los ultrasonidos o mediante una máquina de la última tecnología para la limpieza absoluta de la mecánica del vehículo. Pregunta en el taller Midas Cesáreo Alierta por este tipo de servicio y mantén tu vehículo en perfectas condiciones.

tags
¿Quieres más información?