Mostrar menu Ocultar menu

Cambio automático. Ventajas y desventajas frente al manual

Cuando estás pensando en comprar un coche nuevo o de KM 0, una de las cosas que tienes en cuenta en muchas ocasiones es la caja de cambio. Puede ser manual o automático, y si bien es cierto que en España el liderazgo lo mantienen los primeros, cada vez es más habitual ver vehículos en el mercado con caja de cambio automático.

Son aquellos vehículos en los que el conductor no debe preocuparse de cambiar de marcha, y que, por cierto, no tienen pedal de embrague, así, la conducción se hace mucho más sencilla. ¡Sobre todo para los que buscan consejos para conductores noveles!

Este tipo de mecanismo ha aumentado su presencia en el mercado automovilístico en los últimos años y se perfilan como uno de los vehículos más habituales a partir de ahora. Ya lo son en Estados Unidos, donde es habitual que el vehículo sea automático. Con la intención de entender este tipo de cambio de transmisión, hoy nos hemos preguntados cuáles son las ventajas y desventajas del cambio automático frente al manual. ¡Sigue leyendo!

Ventajas del cambio automático

Si comparamos una caja de cambio automático con una caja de cambio manual, las diferencias son obvias, ya que no vas a tener que cambiar manualmente de marcha. Esa es una de sus ventajas, pero tienen más.

  • Funcionamiento más cómodo. Las cajas de cambio automático de los vehículos funcionan únicamente con dos pedales: freno y acelerador. El embrague desaparece, ya que no vas a tener que pisarlo para cambiar de marcha. Es una gran ventaja para aquellas personas cuyo uso principal del coche es el de conducir en ciudad o incluso se ven obligados a conducir en atascos de forma habitual.
  • Tecnología de última generación. Los cambios automáticos han sido los últimos en llegar al mercado, por lo que se asocian con la puesta en marcha de la última tecnología en conducción. De hecho, puede asemejarse a uno de los niveles de conducción autónoma más básicos, ya que el conductor únicamente debe preocuparse de acelerar y frenar mientras dirige el vehículo, el resto lo hace el coche.
  • Opción de transmisión manual. Aunque el vehículo venga de serie con la caja de cambio automático, podrás optar por el cambio manual si lo prefieres. Las palancas incluyen los modos M (de manual) y S (de secuencial), para que seas tú quien decida la marcha a la que debe trabajar el vehículo. Tú decides, tú tienes la última palabra.
  • Cada vez más extendidos. Como hemos comentado al principio del artículo, antes era inusual ver un vehículo de cambio automático en los concesionarios españoles. Estaban más enfocados al mercado estadounidense, pero esto ha ido cambiando con el paso de los años, y los vehículos de alta gama apuestan cada vez más por este tipo de transmisión automática en sus modelos más recientes.

Inconvenientes del cambio automático

Como todo en esta vida, una de cal y otra de arena, y aunque nos gustaría que las cosas fueran perfectas, siempre tienen pequeños inconvenientes. También las cajas de cambio automático, que entre sus desventajas incluye, por ejemplo, su mantenimiento.

  • Mantenimiento más elevado. Al disponer de mayor tecnología y electrónica de la última generación, una avería suele ser más cara que en un vehículo manual. Necesita piezas muy concretas y una mano de obra más cualificada.
  • Consumo ligeramente más elevado. No es algo exagerado, por supuesto, pero si nos pusiéramos a hacer una comparativa del consumo de coches entre manual y automático, seguramente notaríamos una pequeña diferencia. No obstante, se está trabajando continuamente en mejorar este aspecto para que esto no ocurra y sea una ventaja más que un inconveniente.
  • Conducción impersonal. Para aquellos a los que les gusta conducir -haciendo un poco de alusión al famoso eslogan-, el cambio automático no es el más idóneo. Se pierde ligeramente la sensación de estar en contacto con el vehículo en todo momento, por lo que si eres de los que ama pasar tiempo al volante y no le importa conducir por carretera durante horas, el cambio automático no es para ti, aunque sea más cómodo en determinadas ocasiones.

¿Estás pensando en cambiar de coche en los próximos meses? seguro que esta pregunta de qué es mejor, transmisión manual o cambio automático, ha pasado por tu mente. Recuerda que otra opción que tienes a la hora de comprar un coche nuevo es la caja de cambio CVT. Utiliza un modo de transmisión continua variable que funciona con dos poleas y evita el contacto de las ruedas con los engranajes.

Si bien es cierto que el cambio automático tiene ventajas y desventajas a tener en cuenta en un cambio de vehículo, la decisión final pasa más por la experiencia y las preferencias personales. Cualquier duda que te surja, no dudes en ir a tu concesionario más cercano de confianza y prueba: nada como sentir ambos tipos de cambio en la conducción ¡te ayudarán a decidirte mejor!

tags
¿Quieres más información?