Mostrar menu Ocultar menu

Carburante y comburente: qué son y diferencias

Seguro que la palabra carburante te suena, pero ¿comburente? A veces estos dos términos generan mucha confusión en cuanto a su significado y características.

Para despejarte las dudas vamos a profundizar más sobre estos conceptos y detallar las mayores diferencias entre carburante y comburente. Pero vamos por pasos, ¿qué es cada cosa?

¿Qué es un carburante?

Un carburante es una sustancia, líquida o gaseosa, que se obtiene de la mezcla entre varios compuestos químicos, generalmente con hidrocarburo —elementos formados por carbono e hidrógeno—.

Y ¿para qué se utiliza? Esta materia se utiliza como combustible para los motores de combustión interna, es decir, los motores que obtienen energía mecánica directamente de la energía química de un combustible gracias a unas pequeñas explosiones controladas.

Este compuesto destaca por su alta volatilidad, lo que le hace adecuado para combinarse con el aire coherentemente. Incluso, se inflama deprisa provocando una gran cantidad de calor.

Tipos de carburantes: ejemplos

Hoy en día puedes encontrar distintos tipos de carburantes, pero no todos son iguales, cada uno tiene una manera diferente de transformar la energía para hacer funcionar los motores. Podría decirse que los carburantes más empleados son los siguientes:

  • La gasolina. Es el carburante más utilizado actualmente, su proceso viene de la destilación del petróleo. Según el índice de octanaje de la gasolina puedes distinguir diferentes tipos de gasolina, como la gasolina 95 o 98, como las más utilizadas y típicas a la hora de repostar, e incluso la gasolina 100 octanos. Pero en ocasiones desconoces cuál es la mejor gasolina para tu coche, así que no dudes en preguntarnos cuando vengas a repostar a nuestras estaciones de servicio.
  • El diésel. También es uno de los más frecuentes, y se obtiene a través del mismo proceso que la gasolina. Este tipo de carburante tiene poca volatilidad y funciona mediante compresión. Hay distintos tipos de diésel, pero no todos se utilizan para el mismo tipo de vehículo o para la misma finalidad.
  • El bioetanol: El bioetanol es un combustible químico que, al obtenerse de la fermentación de distintos azúcares, con la agregación de gasolina, es más sostenible y menos contaminante.
  • El Gas Licuado de Petróleo (GLP): Es un combustible en estado gaseoso, que se encuentra tanto en el gas natural como en el petróleo. También se le conoce como autogás, está formado por butano y propano, dos gases que suelen confundirse, pero ya sabes que existen grandes diferencias entre butano y propano, y se obtiene destilando el petróleo. Es una alternativa al resto de carburantes, aunque a veces surgen dudas de cuánta autonomía tiene un coche GLP.

A la hora de repostar con tu vehículo, son muchas las opciones y alternativas que tienes en el mercado y que puedes encontrar en las estaciones de servicio. Entre ellas, tienes los carburantes Cepsa y los carburantes Repsol.

¿Qué es un comburente?

Antes de explicar qué es un comburente, vamos a recordar el significado del término: combustión. Se trata de un tipo de reacción química que se crea entre el oxígeno y un material oxidable y que va seguido de un desprendimiento de energía.

Ahora que ya tienes más claros los términos de carburante y combustión, vamos a conocer que es el comburente. Consiste en una sustancia que se encarga de oxidar el combustible favoreciendo así la combustión.

Ejemplos de comburente

Para comprender mejor qué es un comburente vamos a mostrarte algunos ejemplos:

  • El oxígeno. Es el comburente más común. Es más, lo utilizamos para oxidar las moléculas de glucosa de los alimentos.
  • Las lejías líquidas o en polvo. Contienen hipocloritos, suelen descomponerse cuando les impacta la luz o el calor.
  • El agua oxigenada. También conocida por peróxido de hidrógeno, es un líquido sumamente oxidante. Y puede generar combustión espontánea en presencia de cierta materia orgánica.
  • La mayoría de los compuestos que contienen Cerio. Un elemento químico que es fácilmente oxidable. Lo puedes encontrar en el sector industrial.

Diferencias del carburante y comburente

¿Qué diferencias encontramos entre el carburante y comburente? Debes tener algo claro, y es que el combustible es una sustancia con la capacidad de arder junto con un comburente. Y el comburente es esa sustancia que consigue la reacción química, es decir, la combustión.

Un dato a tener en cuenta es que cuando la energía que desprende la combustión es igual o mayor a la precisa, la reacción se encadena y la reacción química seguirá hasta que se consuma el combustible o el comburente. En cambio, si la energía que se desprende en la combustión no es bastante, la reacción química se detiene.

En Zoilo Ríos te acercamos toda la energía que necesites con nuestros suministros de energías. Además, contamos con una amplia variedad de combustibles en nuestras estaciones de servicio atendidas, así que tan solo tienes que venir a visitarnos y repostar tu favorito. Y si tienes alguna duda, nuestros compañeros te ayudarán a resolverla. ¡Te esperamos!

tags
¿Quieres más información?